Cine

‘Dancing Queens’: Le falta corazón

Esta cinta de Netflix tiene los elementos para ser memorable y se pierde en clichés, un argumento flojo y predecible y un muy mal maquillaje.
Netflix

ESPECIAL.- De entrada debo decir que cómo se atreven a hacer una cinta sobre drag queens con pésimo departamento de maquillaje.

Dancing Queens sonaba como algo muy lindo que simplemente no fue.

Esta cinta sueca de Netflix narra la historia de Dylan, una joven quien ama el baile gracias a su madre y que, en su deseo por trabajar en una gran compañía de baile, se topa con la oportunidad de aparecer bailando, sí, pero en un show drag, por lo que se disfraza de hombre.

De entrada, el problema de la trama es que es mujer, lo que me parece irreal, ya que hay muchas mujeres que hacen drag. Pero choca de cierta manera una trama gay con una mujer cisgénero que llega a salvar el día, eso sí.

O sea, un show drag en decadencia y necesita ayuda… de una mujer hetero que ni conoce el drag. No lo sé Rick…

También me parece penosa la manera en que representan el drag. Neta se ve de Casa Enrique o Fantasías Miguel, lo cual da pena. Pelucas feas, vestuario pésimo.

Encapsularon tantos clichés LBGT en una sola cinta que hasta resulta un poco molesto y no alegre y celebratorio. Como lo que hacen muchas empresas en junio, que se pintan de arcoíris para quedar bien… y ya.

Me gustó el personaje de Dylan, pero es plano y soso, y las viñentas de su infancia se sienten como cinta mala de Hallmark Channel.

Lindo tema, mal manejo. Muy predecible. Si quieres ver dragas padres, en Netflix mejor RuPaul o Nace una Reina.

Nota: Aparte, se pierde en lagunas de trama no entendida o no resuleta.

★★★✰✰

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: