Famosos

El que calla, otorga: Aborda acusaciones de presunto abuso el actor Ricardo ‘N’

El actor de 'Control Z' afirma en comunicado ser víctima de una supuesta venganza por parte de su ex pareja.

El actor de ‘Control Z’ afirma en comunicado ser víctima de una supuesta venganza por parte de su ex pareja.

Instagram @RicardoCrespoTV

ESPECIAL.- Ricardo «N», actor de Control Z acusado de presuntamente abusar de su hija menor de edad, abordó su detención en un comunicado en el que asegura que es inocente.
«Como ya se ha publicado a través de los medios de comunicación, me encuentro recluido y sujeto a investigación y detenido por mi presunta participación en el delito de corrupción de persona menor de edad en perjuicio de mi propia hija. Por supuesto es también conocido que mi ex esposa, en representación de mi amada hija ha sido quien denunció estos supuestos y monstruosos actos, y de los que seguramente son vistos por mí y por cualquier persona, padre o madre, familia y la opinión pública con estupor, indignación, pues remueven las fibras íntimas de cualquier ser humano», inicia su mensaje. «Ignoro totalmente el motivo por el cual mi ex esposa y presuntamente mi hija, hayan denunciado los inconcebibles actos, pues el único juicio que de nuestra relación se ha ventilado es el divorcio cuya sentencia data del año 2017 y dentro del cual (el juicio) de los supuestos hechos que ahora me imputan, nada dijo en su momento».
¿Por qué rompió el silencio?
«A partir de mi detención, los medios de comunicación han dado cuenta del actuar de la justicia y han hecho públicos los cargos que se me imputan y el proceso que determinó mi aprehensión y hasta este momento he optado por no hacer declaraciones al respecto, pues yo mismo me encontré sorprendido, paralizado y atónito ante la gravedad de los cargos delictuosos que se me achacan. Sin embargo, tras estas primeras horas que ya se han convertido en días de incertidumbre y dolor, he llegado a la conclusión, como expresa la sabiduría popular y dice bien, ‘el que calla otorga’. Pero ahora poniendo en perspectiva la situación actual llego a la conclusión y el momento de no callar y mucho menos aceptar en silencio y sin luchar para que mi verdad sea también conocida y hecha pública ante los medios de comunicación, que tienen todo el derecho de informar a su público y con mayor importancia en este caso, por la naturaleza de los monstruosos hechos.
«Mi fe es tan fuerte como mis convicciones. El odio y la maldad llevadas hasta el grado extremo de construir una historia, destruir una carrera, y destrozar la personalidad y la autoestima, intimidad de una hija, utilizándola como una herramienta de la venganza y resentimiento no solo es crimen, delito, sino verdaderamente una monstruosidad. Gracias a quienes me han hecho patente su amistad, empatía y confían en mi inocencia, gracias a los medios por permitirme expresar mi verdad, pero sobre todo a ustedes, las personas a quienes puedo exponer mi réplica. Gracias a Dios, por ponerme a prueba, confíen en Él y en la Justicia».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: